El plan de comunicación

portada_DEC2

29 ene El plan de comunicación

Comunicar es conseguir que los demás nos entiendan, no basta con tener la capacidad de decir lo que pensamos. Para hacer esto posible, tenemos que reflexionar sobre nuestros objetivos, nuestra audiencia y la forma en que nos vamos a relacionar. De esta manera, para conseguir que nuestros mensajes tengan la fuerza necesaria y vinculen a la gente con nuestro proyecto o marca, deberemos realizar primero un Plan de Comunicación que se ajuste al contexto y fines de nuestro proyecto.

La idea es trazar un conjunto de reglas que, de forma intencionada y consciente, nos servirán para establecer una comunicación cercana, diáfana y visual con nuestros diferentes grupos de audiencia. El Plan de Comunicación nos dará pautas, formas y directrices que conecten con la audiencia aquello que queramos contar.

Desde CACTUS abordamos el Plan de Comunicación siguiendo diferentes etapas. Las primeras tres tienen que ver con el análisis y diagnóstico del punto de partida.

  1. Tu identidad. ¿Quién eres? ¿Qué te inspira? ¿Cómo lo expresas? ¿Qué saben y dicen de ti? Es la piedra angular de tu organización o negocio. La que te ayudará a definir hacia dónde quieres ir, a quién quieres hablar, cómo lo harás y sobre todo por qué.
  2. La audiencia. ¿A quién te diriges, cuál es tu público? ¿Quién te sigue y a quién quieres conquistar? ¿Qué necesitan, qué les interesa? ¿Dónde están, cómo hablan y de qué? ¿Cuál es su motivación para relacionarse contigo? Esta información te ayudará a construir una comunicación externa sólida y enfocada.
  3. La competencia. ¿Cómo comunica quien es como tú? ¿Cómo te puedes diferenciar de ellos? La respuesta a estas preguntas nos servirá como indicador a la hora de elaborar nuestros mensajes de una manera innovadora usando métodos y canales diferenciados.

La siguiente es la fase estratégica, la definición de retos y objetivos.

  1. Los objetivos. ¿Hacia dónde quieres ir? ¿Qué quieres conseguir? ¿Qué pasos quieres dar? Una vez conozcas los tres puntos anteriores, deberás establecer una serie de objetivos específicos a través de la estrategia comunicacional que hayas diseñado.
  2. La narrativa. ¿Cuál es tu historia? ¿Cómo la adaptas a las necesidades de tu audiencia, canales y formatos? El éxito de tu comunicación dependerá de lo que cuentes y de cómo lo cuentes. Desde CACTUS trabajamos las historias (storytelling), adaptándolas siempre a las audiencias con las que estemos trabajando.

Finalmente, la fase más táctica, que consiste en aplicar las directrices de la comunicación a los diferentes instrumentos y formatos.

  1. Las herramientas. Dentro de los canales establecidos, bien sean digitales o impresos, diseñaremos herramientas diferenciadas que nos ayuden a hacer llegar nuestros mensajes de una manera directa e impactante.

Buscando un ejemplo que nos sitúe, pensemos en la situación en la que estamos en casa cocinando y nos damos cuenta de que no tenemos sal. Pensamos en pedírsela al vecino porque la tienda cierra a la hora del almuerzo. Podemos mandarle un email, una carta o un Whatsapp. O podemos ir a su casa y llamar al timbre. ¿Qué es lo que va a hacernos lograr el objetivo deseado?

Así, antes de escribir un post en las redes sociales, diseñar un folleto o crear una página web, piensa primero quién eres, qué quieres decir a quién y si lo que estás haciendo corresponde a un plan estratégico que unifique tu imagen y tus mensajes de cara a las audiencias identificadas.

PLAN_DE_COMUNICACION-02
Si te ha gustado este post, te recomendamos que leas los siguientes donde compartimos nuestra experiencia y conocimiento sobre comunicación:
CACTUS
contacto@cactuslab.es
sin comentarios

Deje un comentario